Edimburgo

Guía práctica de viaje

Una ciudad de cuento e inspiración de Harry Potter. Edimburgo es una de la ciudades con más encanto de Europa, no solo porque es bonita si no por su oferta cultural, la amabilidad de sus habitantes o la cantidad de historias que esconden sus calles y rincones.

No perdáis la oportunidad de seguir alguno de los multiples free-tours (o no free) para conocer la multitud de historias de sus calles, pubs, edificios, … y si no tenéis miedo a los fantasmas atreveos con alguno de los ghost-tours nocturnos 😉

  • el castillo
  • royal mile
  • catedral de Saint Giles
  • palacio Holyroodhouse

Royal Mile y alrededores

La Royal Mile es la calle más famosa de Edimburgo y conecta el Castillo con el Palacio de Holyroodhouse. A lo largo de la Royal Mail podréis encontrar multitud de tienda, restaurantes, pub y multitud de callejones (closets). Unos pocos de estos closets siguen estando abiertos a todo el mundo por lo que no dudéis en entrar en ellos y descubrir unas curiosas vistas e incluso algunos dan acceso a patios interiores con jardines. Uno de los más famosos y turísticos, pero de pago, es el Mary’s King closet que da acceso a un laberinto de callejuelas por los bajos del centro histórico.

Siguiendo la Royal Mail desde el castillo hasta el palacio destacar The Scotch Whisky Experience, Camera Obscura, El Hub, La catedral de Saint Giles’ , Canongate Kirk, El Parlamento, Holyrood Abey.

El castillo de Edimburgo se sitúa en lo alto de una gran roca y al que solo se puede acceder desde una explanada que da a la Royal Mile. El castillo es una de las visitas más turísticas y la cola para acceder puede ser un poco larga, pero su visita merece la pena y tendréis la posibilidad de ver todo Edimburgo desde lo alto. Si vais por la mañana podréis presencial el cañonazo de las 13:00h qué a mediados del siglo XIX servía para poner en hora todos los relojes.

La Catedral de Sint Giles’. Bajando un poco por la Royal Mile nos encontraremos esta bonita catedral y de acceso gratuito, pero la parte más recomendable es visitar la capilla de madera que se encuentra dentro y un poco escondida al fondo, no olvidéis levantar la vista. Otro curiosidad es que en la entrada veréis un corazón en el suelo donde no es extraño que alguien escupa y aunque ahora digan que trae buena suerte hacerlo la realidad es muy distinta.

El Palacio Holyroodhouse fue inicialmente un monasterio que pronto se convierto en residencia de reinas y reyes y actualmente es residencia oficial de la reina Isabel II donde pasa unos días a principio de verano. Junto al palacio se encuentran las ruinas de la Abadía de Holyrood.

Princes Street y alrededores

Princes Street es la otra calle más famosa de Edimburgo. En ella se encuentran las principales tiendas y multitud de paradas de autobuses. Junto a ella se extienden los Princes Street Gardens donde se encuentran varios monumentos, el más destacado es el monumento a Scott, y se realizan diversos eventos.

Calton Hill se encuentra al final de Princes Street es uno de mis lugares favoritos en Edimburgo. En el se encuentran varios monumentos característicos pero sobretodo vale la pena subir hasta aquí por las vistas de la ciudad, tanto de día como de noche.

Otros lugares interesantes por los que pasar son:

El Museo Nacional de Irlanda y también la Galería y la Biblioteca Nacional de Irlanda. Además de acceso gratuito.

El puente Ha’ penny que da directo a la zona de Temple bar. Seguro que lo pasaréis más de una vez.

La estatua de Molly Malone, un personaje inventado que … .

La calle Grafton St, una calle peatonal llena de tiendas que baja hacia el parque Stephen green.

El parque Stephen green y el centro comercial con el mismo nombre.

El centro comercial Townhouse con un estilo peculiar y el centro comencial Stephens.

Y si estáis más de 2 días os recomiendo una escapada al pueblo costero de Howth. Podéis leer más en el post sobre el aquí.

Pin It on Pinterest

Share This