25 de Abril de 2018

Llegan las visitas! las coincidencias hacen que mis fechas en Marrakech coincidan con el viaje de vacaciones de las portuguesas Ana y Luisa y cuando se lo comenté a mi amigo Miguel también se unió al grupo.

Yo ya conocía Marrakech de un viaje hace 5 años en familia y mis recuerdos eran de ser una ciudad muy activa y con unos vendedores dentro de la medina un tanto pesados, pero con el tiempo que llevo ya en Marruecos (y sobretodo después de Fez), ahora me parece mucho más entretenida y no tan agobiante. Miguel y yo nos alojamos en un airbnb que gestiona Jamal, un hombre peculiar y agradable que le gusta mucho hablar con españoles, le gusta tanto que el segundo día cuando llegamos por la noche decidió presentarse para que Miguel, que habla francés, le ayudara con asuntos de airbnb y hasta las 3am nos tuvo despiertos. Las chicas, por otro lado, se alojan en riads muy bonitos y más clase, esta es una opción interesante si venís 3 o 4 días.

Los más importante de ver y hacer en Marrakech realmente da para 2 días, ellos van a estár 4 días así que no tenemos prisa por hacer turismo y lo tomamos con calma. Lo primero que hacemos a su llegada es ir a la plaza Jemma el fna. Esta plaza siempre está llena de gente tanto locales como turistas, por el día con puestos de zumos a 4Dh, tatuadoras de henna, encantadores de serpientes, músicos, y un etcétera de vendedores varios. Y por la noche se les une un montón de puestos de comida rápida donde sus comerciales, que dominan varios idiomas y conocen calles, series, cantantes,… de la ciudad de donde seais, intentaran que os senteis en su restaurante porque el suyo siempre es mejor que los demás. Quiero que vivan esa experiencia de pasar por todos los puestos tranquilamente. Es una experiencia a vivir una vez, más no.

Justo pegado a la plaza está el zoco, un entramado de callejuelas llenas de todo tipo de tiendas donde resaltaran especialmente las que se dedican a un único producto concreto como platos, alfombras, lámparas, zapatos o bolsos de cuero. Esas tiendas sobrecargadas de productos son impactantes a la vista y muy fotogénicas. La plaza junto al zoco son las zonas que más visitaréis si venís y donde seguramente empezaréis o terminaréis los días.

 

Al día siguiente salimos a hacer algo de turismo. Por desgracia la madrasa Ben Youssef, uno de los edificios que más me gustan, estaba cerrada por obras. Siguiente parada rápida es la visita a las tumbas Saadies, la entrada son solo 10Dh, se ven rápido y está cerca del Palacio Bahia.

La siguiente parada es el Palacio Bahia, que es otra de las visitas que más me gustan en Marrakech, y además tiene mucha relación con Portugal.

Al día siguiente vamos a ver la zona nueva, que básicamente es una ciudad normal y corriente con tiendas más modernas y caras, bares más modernos, sin ese ajetreo . Esta es otra visita interesante para ver el contraste del Marrakech tradicional y turístico dentro de la medina y el Marrakech más moderno.

Museo de Yves Saint Laurent. Un pequeño y bonito museo que muestra la vida de Yves y algunos de sus diseños.

Y por supuesto los jardines de Majorelle, son bonitos y una visita casi obligatoria, aunque en mi opinión están un poco sobrevalorados para el precio y la cantidad de turistas que tienen.

Nos quedaron un par de cosas turisticas por hacer pero lo más importante que es Otra de las excursiones curiosas y menos turísticas en Marrakech, y en Marruecos en general, es la visita a un supermercado y más concretamente la sección de licores y probar el vino marroquí 😉

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This