27 de Julio de 2018

Toca visitar las ruinas de la antigua ciudad de Ephesus y que está cerca de la ciudad de Selcuk. Ephesus fue fundada por jonianos y expandida por romanos esta ciudad fue un importante punto comercial y aquí se encontraba una de las 7 maravillas del mundo antiguo, el Templo de Artemisa (de las 7 solo queda en pie las pirámides). Y como premio para mi me alojare en un hostel ecónomico con piscina a las afueras de la ciudad.

El primer día me fui caminando desde el hostel hasta las ruinas de Ephesus. Después de 40 minutos bajo el sol por un camino feo llegué a la entrada donde varios grupos de turistas recien llegados en bus de otras ciudades empezaban el tour.

La ciudad (lo que queda) es lo bastante grande y tiene suficientes cosas a ver como para pasar entre 1 y 3 horas según lo detallista que quieras ser y el calor que haga, más horas ya es vicio Ivan!. En la ciudad 2 dos construcciones especialmente destacables, la primera y la más famosa es la Biblioteca de Celso, que fue construida para guardar 12000 papiros y además servir como mausoleo a Celso.

La segunda construcción importante es el monumental teatro capaz de albergar a 25 mil personas.

Con las ruinas vistas toca volver al hostel y disfrutar de la piscina. Para el siguiente día me lo reservé para ir a la ciudad de Selcuk y ver el museo que contiene una interesante colección de estatuas y restos de Ephesus, y las estatuas de Artemisa.

También me di una vuelta por el castillo otomano que controla la ciudad desde una colina cercana. Aunque el intererior no vale la pena los alrededores fueron bastante interesantes.

Y para terminar la excursión me acerque hasta los restos del Templo de Artemisa, que fue una de las 7 maravillas del mundo antiguo pero de la que ya solo queda en pie una columna.

Con esto visto solo me queda disfrutar por último día y mañana temprano subir a un tren dirección a Pamukkale.

Pin It on Pinterest

Share This