20 de Marzo de 2018

Llegué a Porto (Portugal) el día 16 de Marzo. Este es el primer destino de mi vuelta al mundo fuera de España. Todos los que me han comentado sobre Porto me decían que era bonito y que con 3 días se ve, y tienen razón, pero yo quiero viajar más tranquilo, sin prisa, y por eso me quedaré una semana entera.

Desde el primer día Porto me pareció una ciudad muy bonita, con ese ambiente decadente que la caracteriza y especialmente el casco histórico que engancha a recorrerlo y perderse.

El primer hostel donde me alojé me recordó que la última crisis castigo bien a Portugal. Pese a estar en una zona muy céntrica el precio era muy bajo, el ambiente más seco que los hostels a los que estoy acostumbrado. Mi impresión fue que bastante gente vivía allí porque posiblemente les resulta más económico que un piso.

Estos 4 días que llevo en Porto han pasado bastante tranquilos en general, como si estuviera en unas vacaciones normales. Porto es un destino recomendable para una escapada. Las cosas que más me han gustado son las fachadas de azulejos azules representando alguna escena importante como las fachadas de la Capela das Almas, Igreja do Carmo y la estación de Sao Bento. Y una tienda muy peculiar llena de latas de conserva.

*tengo que añadir foto porque era muy curiosa.

Y por su puesto el casco antiguo, por el que me he perdido varias veces y terminado andando más de lo que quería (mi orientación es bastante mala a veces)

He entrado en la famosa (y bonita) Librería Lello, famosa porque la relacionan con Harry Potter, donde una cola de turistas queremos entrar para hacernos una foto en sus escaleras previo pago de 4 euros.

El martes junto con Nico, de Uruguay y al que prometí que iría a devolverle una bandera de Uruguay que me dio,  alquilamos unas bicis y nos fuimos hasta el puerto a probar el pescado. Esto es una buena idea si te quedas más de 3 días en Porto y sobretodo en verano.

Pin It on Pinterest

Share This