21 de Marzo de 2018

En Porto, cuando entré a la tienda de latas de conserva en La Casa Orietal, su encargada Claudia me aconsejo que si iba a ir a Braga visitara también Guimarães. Así que hoy he subido al tren y me he ido a ver la ciudad donde nació Portugal. Guimarães tiene un bonito casco antiguo que recorrí rápido, subí donde está el castillo, vi los alrededores y entré a ver la fortaleza desde la que hay una buenas vistas.

Visto lo más turístico subí a un bus dirección a Braga. Contrastando varias opiniones y fotos en internet vi que Guimarães es más bonito que Braga y no compensa dedicarle mucho tiempo a la ciudad en sí, pero! si algo sí que vale la pena en Braga es el Bom Jesus do Monte.

Este santuario situado en un monte a unos 5km del centro de Braga y se puede llegar en bus que deja al comienzo del camino que asciende hasta la iglesia. Si quieres puedes subir hasta la iglesia en un viejo funicular y ahorrarte las escaleras. Si vas andando el  un camino del principio está empedrado y por el vas pasando varias capillas hasta llegar a la base de las impresionantes escaleras. *Yo subí en el funicular y baje andando pensando que había más camino y no llegaba al tren de vuelta.

Visto el bonito parque que hay alrededor de la iglesia entré dentro esperando ver otra iglesia barroca hiper-recargada (el barroco no me gusta) pero me pareció bastante impresionante.

Con todo visto vuelta al tren y a Porto para mañana visitar la «Venecia portuguesa»

Pin It on Pinterest

Share This