7 de Abril de 2018

Casi 2 semanas en Lisboa que han pasado muy rápido. He conocido buena gente de paso en los días que llevo viajando pero en estos últimos días era muy fácil y agradable tener a alguien de confianza con quien hablar al llegar a casa y aunque apenas llevo un mes viajando se que esos momentos no los voy a tener en mucho tiempo, los cuento con una mano y los codicio. Que profundo.

Hace unas semanas pude coincidir por unas horas con mi amigo Carlos, su mujer y sus amigos en Porto lo que me dio una gran alegría, a Mayte amiga de mi hermano y estos días con Luisa en Lisboa que pasaron muy rápido y que además en unas semanas, por coincidencias de la vida, la volveré a ver a ella, su amiga Ana y mi amigo Miguel en Marrakech. Ya no tengo más reuniones próximas en mi agenda, si alguien quiere puede pedirme hora en otro país.

Pero ahora toca seguir, tengo una meta que todavía queda muy lejos. Mi próximo punto es Faro y con eso habré cruzado Portugal de norte a sur y estaré listo para cruzar a Marruecos.

De Lisboa a Faro voy en tren y no se si quedarme 1 o 2 días. Después de hacer el checkin visito la ciudad y decido que he tenido suficiente. Aquí no hay piedras que me interesen.

Vuelvo al hostel, miro los autobuses que salen al día siguiente hacía Sevilla y busco un host en couchsurfing.com que me quiera hospedar una noche. Ya está todo listo para seguir.

Pin It on Pinterest

Share This