26 de Junio de 2018

Aunque planeaba pasar en Jordania una semana o más, comentarios de otros viajeros que he conocido sobre el país, su gente y los precios de los lugares turísticos me quitan las ganas de pasar tanto tiempo en el. Georgina y Majo solo pueden estar 3 días porque tienen que volver a tomar su vuelo y a mi la idea de compartir este viaje con otras 3 personas que me llevo bien me parece mejor que ir solo. Se baraja como extra a Petra ir al desierto de Wadi Rum, dormir con Beduinos, visitar Amman, el río Jordan y el mar muerto. Para mi lo mejor es Amman. El desierto y beduinos es algo que no me hace ilusión. Después de muchas vueltas, cálculos de cual sería la forma más rápida y económica de cruzar la frontera decidimos cruzar por Eilat, ciudad cerca de Egipto y que dicen es más sencillo y económico cruzar a Jordania. Si estás 2 o más noches no pagas visa. Además compramos el «Jordan pass» que por 90 euros podemos entrar a más de 40 lugares turísticos y la visa está incluida, parece la mejor opción. Todavía no tenemos claro que queremos hacer después de Petra y cada uno tiene una opinión pero sobre la marcha iremos decidiendo.

Subimos al bus rumbo a Eilat, por el camino vamos paralelos al mar muerto. Por el camino te puedes hacer una idea de como sería el desierto de Wadi Rum que también es destino turístico, a mi personalmente me gusta más el Sahara. Llegados a Eilat buscamos algún minibus que nos acerque a la frontera pero no lo hay y terminamos compartiendo un taxi con 2 chicas chilenas que también van a Petra, a nosotros de precio el taxi nos sale igual de precio pero a ellas algo más económico que si fueran solo 2. No son muy simpáticas que digamos. Vamos 6 en un taxi para máximo 5 y el taxista me hace caminar a mi y otra chica un poco para evitar a la policía y la multa.

En la frontera tenemos que pagar para salir de Israel. Quizás prefieren que la gente se quede y te castigan por salir? cruzamos a Jordania enseñamos contentos nuestro Jordan pass y a ellos parece que les va mal. No les funciona el ordenador y nos hacen esperar. El tiempo pasa, nos piden pasaportes y hacen algunas gestiones. Las chilenas pasan delante de nosotros con una sonrisa y se van. Sigue pasando el tiempo y va oscureciendo. Por fin terminan el proceso y somos los últimos, no vemos ningún bus y solo hay taxis caros esperando, al menos tienen precios caros estipulados según donde vayas (60 euros a Petra). Subimos al taxi que sin saber porque se detiene en un pueblo cerca y nos invita a bajar, parece que tenemos que hacer transbordo de taxis. El siguiente taxista es agradable, nos da algo de conversación y yo le pregunto por la economía del país y por qué es tan caro ir a Petra. El turismo supone como el 20% de los ingresos y creo que Petra es el 99% de ellos. También me dice que el principe es el más rico del país con cantidades enormes de oro que guarda en paraísos fiscales en el extranjero. Llegamos a Wadi Musa (el pueblo de Petra) y nos alojamos en el primer hotel económico que vimos en booking.

A la mañana siguiente nos acercan a Petra y entramos con nuestro Jordan pass. No es muy temprano pero tampoco parece que haya mucho turista. El primer tramo no es el más atractivo, alguna roca escarbada en la pared y mucho calor.

Entonces llegas a la entrada a Petra, un estrecho desfiladero de apenas 1km de paredes rojizas y altas hasta tapar el sol (se agradece). Te quedas embobado mirando las formas, colores y luces de las paredes.

 

Por momentos no hay nadie y en otros te cruzas con algún grupo de turistas. Unos pocos carruajes llevan a turistas o te ofrecen ser llevado.

Y detrás de una pequeña curva ves al fondo el final del desfiladero todo con iluminado con el contraste que da la sombra aquí dentro. Te vas acercando y el Tesoro se va haciendo más visible y grande.

La imagen de Petra. Y como turistas te pones a hacer fotos como loco desde todos los ángulos, intentado sin nadie delante, con los camellos, de frente y de perfil. Buscas a ver desde donde se hacen esa foto tan famosa en las alturas con el Tesoro de fondo.

Laurice, que estuvo aquí una semana antes me pasó el camino para llegar al lugar de la foto, pero me fijo y veo que hay otro camino a la izquierda del Tesoro por donde algunos turistas suben un sin fin de escaleras, quizás lleve al mismo lugar u a otro, pero seguiré el seguro.

Seguimos el camino, aunque las chicas les cuesta dejar de hacerse fotos delante del Tesoro. Pasamos la Calle de las Fachadas y a la izquierda está al Teatro. Las chicas van más lentas tomando(se) multitud de fotos en todas partes.

El camino principal sigue hacia la izquierda al Monasterio y a la derecha quedan Las Tumbas Reales. Según me dice Laurice siguiendo por las Tumbas hay un sendero que sube la montaña.

Hace mucho calor, no hay sombras y estamos andando bastante. A Georgina y Majo les cuesta más y me dejan que me adelante por el sendero en caso de que ellas no lo sigan, Daniela se une a mi y empezamos a subir.

Una vez arriba hay que seguir un sendero marcado con hitos que te llevarán al lugar de la foto, donde estratégicamente hay un chiringuito que afirma ser la mejor vista del mundo. Para que te dejen tomar la foto hay que consumir algo. Tomamos nuestras fotos y aparecen Georgina y Majo. Nos hacemos más fotos antes de volver al camino.

Vuelta en las Tumbas y el siguiente punto importante es el Monasterio. Está lejos y hace mucho calor. Nos volvemos a separar, Georgina y Majo se quedan y Daniela y yo seguimos andando. Cruzamos la avenida de las columnas.

Empezamos el camino de ascenso hasta el monasterio y se nota que la sombra está solicitada, en cada rincón con sombra nos vamos parando todos a descansar. Mira las chilenas! qué tal? no os vimos al cruzar la frontera (dice Daniela)…  Veo algunos burros subir cargando personas pero me duele cuando les veo cargar con personas enormes y muy pesadas.

Y por fin llegamos al Monasterio. Esta fachada es tan impresionante como la del Tesoro.

Tomamos varias fotos, descansamos y volvemos. Hemos estado casi 8 horas andando por Petra. En la entrada nos juntamos con Georgina y Majo y decidimos que lo mejor es ir directos hoy a Amman en el último bus.

Pin It on Pinterest

Share This