28 de Junio de 2018

Queremos cruzar la frontera cercana a Jesuralen (King Hussing/Allenby) y es viernes, shabat, y la frontera cierra a las 12am nos dice Jamal. Quedamos con el que nos llevará pronto por la mañana para estar seguros de llegar a tiempo.

Por supuesto con Jamal, para bien o para mal, al subir al coche hay musicón y alegría!

Llegamos a la frontera, aparca el coche en un parking donde conoce al chico, bajamos, nos hace seguirle, entramos por un lugar que no es el normal ganando bastante tiempo al no hacer toda la cola y nos ayuda con los últimos papeleos y pagos. Una vez cruzada la frontera se agradece más la ayuda que nos dio. Para salir de Jordania hay que pagar 10 dinares y por el bus que te lleva hasta la parte Israelita también hay que pagar (y salvo que tengas coche o vayas en bus turístico no te queda otra)

Shalom señor policía del control de pasaportes de Israel, venimos de Jordania, ya tenemos una visa de Israel. Ok aquí tienes tu nueva visa, adelante. Y ya estamos de vuelta en Israel. A la salida hay un minibus que va a Jordania, parece caro, intentamos buscar si hay algún bus más barato pero no, ese es el único y nos subimos.

Volvemos al mismo hostel que nos gustó tanto porque allí dejamos las mochilas grandes y porque ahí me quedaré 2 noches más. También volvemos al hostel porque los viernes y sábados hacen un free tour para los huéspedes. También coincide que Laurice está en Jerusalem en este hostel.

Hoy viernes el free tour va sobre el shabat, el guía nos explicará cosas sobre este día para los judíos y la mejor parte es que iremos al muro cuando esté en su máximo apogeo.

Es todo un espectáculo, el espacio que la primera vez que fui estaba casi vacío ahora está lleno, se amontonan junto al muro, rezan, cantan, bailan y saltan. Bailan en coro, saltan abrazados y festejan. Hoy también es día de vestir las mejores galas, unas batas y unos sombreros dorados y pomposos son lo más de lo más. Con esos sombreros me recuerdan a una lampara de pie 🙂

Pin It on Pinterest

Share This