11 de Julio de 2018

El viajar hace que te hagas amigo de otra gente viajera y que antes o después te vuelvas a cruzar a esos amig@s que hiciste en otros lugares del mundo. En este caso coincide que Laurice a quien conocí en Líbano y volví a coincidir en Israel también tenga en su ruta Turquia y coincidiré con ella en Estambul donde esta visitando y se aloja en casa de conocidos. Y además, otra chica, Tereza, que conocí en Lanzarote hace varios años también coincidirá conmigo en Estambul 2 días.

El primer día que me cambié al hostel en Sultahamed Laurice y su amigo que estaban paseando por la zona pasaron a saludarme pero mi cuerpo aún se resentía y solo me dio para dar un pequeño paseo. Al día siguiente quedamos Nuri, Laurice y yo para hacer turismo y entrar al palacio Dolmabahce gratis porque Nuri conoce a alguien por allí. Un palacio bonito de verdad, lastima que dentro no dejan hacer fotos.

Nuri también nos llevó a comer a uno de sus restaurantes favoritos para kebab, un enorme rollo de carne con una pinta estupenda. Y no nos dejo pagar tampoco.

Al día siguiente yo tenía en mi lista de lugares no turísticos visitar un barrio del que había visto fotos de algunas calles y Nuri me dijo que hace unos años era peligroso de muerte pasearse por el. El barrio antes había estado ocupado por «mala gente» pero ahora estaba en proceso de reformas con bonitas calles y cafeterías y restaurantes muy interesantes y económicos. Seguro que en unos años se convertirá en un barrio de moda.

Cuando volvíamos pasamos por una calle donde unos niños jugaban y se vestían con ropas usadas que sacaban de un baúl. En frente una puerta abierta mostraba una estantería enorme llena de juguetes. Nuri enseguida se puso a hablar con la niña y su madre y nos invitaron a ver la casa. La casa es un estrecho edificio de 3 alturas, hace años fue un bar donde trabajaba la madre de la niña y cuando el dueño se retiró ella se lo quedó. Mientras ella lo llevaba, su hija preparaba sopa e invitaba a los niños del barrio a ir al bar y tomar la sopa gratis. Con el tiempo la madre cerro el bar pero se quedó el edificio que reconvirtieron en un edificio social que lleva la niña donde ofrecen de forma totalmente gratuita a los niños un lugar donde jugar. En la planta baja tienen un montón de juguetes que la gente va donando, en la primera planta libros y una mesa y sillas, y en la tercera planta una pequeña cocina con una mesa y sillas donde nos ofrecieron limonada casera.

Hoy también llegó Tereza a Estambul, pero como estaba muy cansada no se nos pudo unir. Para terminar el día Laurice, la hija pequeña de la familia donde se queda y yo fuimos a ver si Inglaterra ganaba su partido del mundial y para llegar al barrio de Besiktas cruzamos por delante del estadio Vodafone donde Shakira iba a dar un concierto.

Pin It on Pinterest

Share This