10 de Octubre de 2017

¿El tren es el transporte más guay de Vietnam? que el viaje a Da Nang es super bonito?? Mentira! 16 horas en un tren para que solo la última hora sea bonita! (realmente bonita). El tren es mucho más caro que el bus, de 16 horas solo 1 es muy bonita el resto son psss o las pasas durmiendo asique tampoco compensa si hay que ajustar presupuesto.

Al menos el viaje fue interesante, era el único extranjero en el vagon y la gente me sonreia. Ayude a un hombre mayor a colocar el asiento, la señora que se sentaba enfrente de mi me ofreció comida pero bien que se lo cobró cuando el tren paro y me indico que le llevara el paquete que tenia que pesaba 500 kilos o más y su hijo esperando a la puerta mientras yo me deslomaba y la señora ni miraba para atrás y ni unas gracias. Señora!! .

El tren llega hasta Da Nang, una mega ciudad económica, pero mi destino es una ciudad mega turística, Hoi An. Para llegar allí hay que subir a un bus local que vale 20.000 dongs y por ser turista te querrán cobrar el doble o 10.000 extra si lo otro no coló y llevas maleta o mochilón.

Cuando llegas a Hoi An y no has mirado mucho lo que hay, como yo, no te imaginas lo que te espera. Desde la parada de bus al hostel es un pueblo normal, con su tráfico y poco más. Entonces te acercas al la ciudad vieja y al rio y te encuentras una explosión de turismo, cientos y cientos de turistas, andando por calles y casas que te transportan al pasado.

Una mezcla de casas estilo chino, francés, vietnamita o japonés. Restaurantes, cafeterías, tiendas de ropa y souvenirs. Mi primera impresión es que era un parque temático de un pueblo chino.

Entonces al día siguiente te levantas pronto y ves esas calles y casas sin casi turistas, solo gente que va a trabajar o ya está en su puesto esperando turistas. El pueblo viejo es muuuy bonito. Casas antiguas enormes con fachas preciosas donde usan la parte que da a la calle de tiendas o restaurantes y la interior de vivienda por lo que puedes llegar a ver de lejos entre las puertas del fondo de algunos sitios.

Leyendo y buscando fotos de Hoi An decían que muy temprano en la mañana se podrían hacer unas fotos muy buenas de agricultores y sus bueyes en los campos de arroz que hay a las afueras. Así que un día alquilé una moto por la noche para tenerla ya de madrugada e ir a ver la salida del sol a los arrozales. Intenté alquilar una bici pero no me la dejaban por la noche y abrían a las 7am, tarde para el sol. Me levanté a las 5:30am me subí a la moto y me fui a los arrozales. La gente ya empezaba a moverse para ir a trabajar. Me metí por los caminos mientras iba saliendo el sol con la desgracia de estar nublado y con más desgracia de que no había ni un agricultor y los pocos bueyes que había demasiado lejos para verlos bien.

Tras decidir que fue un fracaso y es mejor volverse a dormir una manada de patos cruza por la acequia y eso le saca una sonrisa a cualquiera aunque este muerto de sueño.

Antes de volver al hostel rendido era mejor aprovechar la moto y llevar a la playa de Cua Dai, quizás allí consiga una foto de la salida del sol decente. Para mi agradable sorpresa la playa era bonica y estaba llena de vida local, todos haciendo deporte, aeróbic frente a un radiocasette o bañándose en el mar. Hay palmeras y el sol al fondo! fotón para mi retina. Cuando el sol ya estaba alto me volví al hostel a desayunar y volver a la playa a dormir allí. Esta vez fui a otra playa de An Bang, la zona donde fui no me terminó de gustar al estar llena de hoteles y hamacas de alquiler y me volví a Cua Dai, pero ya no había nadie por allí. Eche mi toalla y me dormí un rato a la sombra de las palmeras.

En mi hostel, y en la mayoría aquí, un reclamo es que ofrecen clases básicas y gratuitas de cocina típica y en el mío la tenía de rollitos esta semana,

Mi lugar favorito para comer fueron los puesto de comida dentro del mercado cubierto.

De echo terminé comiendo 3 días seguidos en el mismo puesto porque la comida estaba muy buena y la dueña siempre me atendía con una sonrisa.

Por la noche me gustaba cruzar eñ punete y ver el rio lleno de farolillos y luego pasear por el mercadillo que montan todos los días lleno de puestos de comida y tiendecitas. Quizás se os acerquen unos jovenes que quiren practicar inglés con extranjeros y es una buena forma de preguntar cosas sobre comida y cultura del lugar.

Hay un museo cafetería interesante de visitar, y entrada gratis, con una colección de trajes típicos de las mujeres de Vietnam y una colección de fotografías.

También esta lleno de sastres que te haran un traje o vestido a medida por unos pocos euros.

Hoi An es un lugar que engancha cuando te acostumbras a su ritmo. Las casas y calles tan bonitas del centro viejo. Los bonitos templos (algunos de pago), las tiendas, cafeterías y restaurantes muy bonitos con una decoración muy cuidada.

El puente japonés. Que a ciertas horas se paga por cruzarlo, y que no es para tanto como para pagar.

La isla y el puente de An Hoi. Llena de gente y bares.

La playa. Se echaba de menos una playa de arena y en condiciones para bañarse.

Se me acaban los 15 días de visa gratis y para ganar un día, y sobretodo evitar subirme a un bus 20 horas seguidas, fui en avión desde Da Nanag a Ho Chi Mingh (Saigon) para hacer una noche y subirme al bus que cruza la frontera con Cambodia.

 

Pin It on Pinterest

Share This